El corazón y el puño | Rudy Francisco

El gobierno mexicano confisca aproximadamente 30.000 armas de fuego ilegales por año.

Cuando se toman las armas, se desmantelan y el metal se usa para fabricar otros tipos de armas que luego serán utilizadas por sus militares.
En 2012, Pedro Reyes, un artista de la Ciudad de México, convenció a su gobierno para que le donara las armas y las convirtió en instrumentos musicales.

Así que en algún lugar hay una pandereta, una batería, una guitarra,
Todo hecho con cosas que se usaron para quitar la vida a las personas,
Pero ahora crean un sonido que devuelve la vida a los cuerpos de las personas,
Solemos decir “un arma siempre será un arma”
Pero nosotros elegimos cómo peleamos la guerra

Y de esto aprendí que incluso los instrumentos más destructivos pueden crear una melodía digna de bailarse,
¿No llamamos a eso también batalla?
Me pregunto cuánto tiempo tomó convencer al primer rifle de que puede sostener una nota en lugar de una bala, para aún así disparar a la multitud y hacer que todos se muevan.

Cuando tenía 6 años me enseñaron a lanzar un puñetazo
Y en los 80 ese fue el Movimiento Anti Bullying.
La primera vez que uno de mis compañeros de clase llevó un chiste de ‘tu mamá’ demasiado lejos, recordé mi entrenamiento,
Entonces convertí su nariz en una fuente.
Mi puño, 5 centavos
Cerré mis ojos,
Pedí un deseo,

Llegué a casa con los nudillos ensangrentados y fue la primera obra de arte que mi familia colgó en el refrigerador.
Recuerdo mirarme las manos de la misma manera que miras un examen de mitad de período cuando todas tus respuestas son correctas.
No sabia que clase era esta
Pero sabía que estaba pasando

¿Y no es eso en lo que se ha convertido la masculinidad?
Un grupo de tipos temerosos de sus propios sentimientos
Aterrorizados de cualquier emoción que no sea la ira,
Gritando a la sombra en la pared
Sin darnos cuenta de que somos nosotros los que estamos parados frente a la luz.

Aprendemos a esquivar y lanzar un jab.
Aprendemos a avanzar y a balancearnos.
Aprendemos que el corazón es del mismo tamaño que el puño,
Pero seguimos olvidando que no tienen las mismas funciones.
Seguimos diciéndonos el uno al otro que “seamos hombres”
Cuando no sabemos qué diablos significa eso.

Convertimos a nuestros muchachos en bayonetas,
Los apuntamos en la dirección equivocada,
Tiramos de sus gatillos
Y luego simplemente ignoramos todo el daño que están haciendo en la distancia.

La palabra redirigir
Significa tomar un objeto y darle amnesia.
Significa hacer que algo se olvide para lo que ha sido entrenado para que pueda ser usado para un mejor propósito.

Estoy aprendiendo que este cuerpo no es una escopeta.
Estoy aprendiendo que este cuerpo no es una pistola.
Estoy aprendiendo que un hombre no se define por lo que puede destruir.
Estoy aprendiendo que una persona que sólo o sabe pelear sólo puede comunicarse con violencia,
Y ese no debería ser el primer idioma de nadie.

Estoy aprendiendo que la única diferencia entre un jardín y un cementerio es lo que eliges poner en el suelo.

Verán, una vez, me encontré con la imagen de un violín de aspecto extraño.
El pie de foto decía que estaba hecho con un rifle.

Y pensé para mí mismo, “Algún día ese podría ser yo”.

El corazón y el puño
Poema de Rudy Francisco

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Sin palabras, está precioso. Me encantó.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s