La salud mental del hombre.

Estos últimos años han estado bastante cargados emocionalmente para muchos de nosotros. Desde la pandemia hasta las crisis económicas, como todo aquello que se ha perdido en tan poco tiempo: hemos perdido trabajos, proyectos, relaciones amorosas, incluso personas queridas.

Ha sido un recordatorio muy claro de lo mucho que necesitamos cuidar de nuestra salud mental. Y en el caso específico de muchos hombres (quienes en muchas ocasiones dejamos esta parte muy de lado), de comenzar a ver nuestra salud mental como parte de nuestras principales prioridades. 

¿Y por qué menciono el caso específico del hombre?

Lo tóxico y las red flags: El rechazo como salida fácil.

Siempre será más fácil decir que algo es malo, en lugar de aceptar que hay distintas maneras de vivirlo, algunas funcionales, algunas dañinas, y que se requiere de cierto trabajo para encontrar y desarrollar esas maneras más sanas.

El hombre y el desempeño sexual.

Actualmente, alrededor del 20% de los hombres (1 de cada 5) reporta algún tipo de disfunción eréctil, y esto fácilmente se vuelve una inseguridad importante. Si bien muchos de nosotros hemos basado parte de nuestra valía en qué tan buenas experiencias sexuales otorgamos a nuestras parejas, o cuántas parejas sexuales tenemos, es cierto que todos nosotros somos seres sexuales, y cómo vivimos nuestra vida sexual impacta de una manera directa a nuestra satisfacción y realización personales.

Hombre, escucha.

Escuchemos lo que sucede a nuestro al rededor. Pongamos la vida de quienes nos rodean como el patrimonio mas valioso de la humanidad.

Hombres, ¿hemos quedado rezagados?

Hombres, necesitamos verdaderamente preguntarnos en qué nos hemos quedado rezagados, y enfocarnos en trabajar en nosotros mismos, en conjunto con otros hombres. Redescubrir el camino de niños a hombres. De la masculinidad inmadura a la masculinidad consciente.

El corazón y el puño | Rudy Francisco

Estoy aprendiendo que este cuerpo
no es una escopeta.
Estoy aprendiendo que este cuerpo
no es una pistola.
Estoy aprendiendo que un hombre no se define por lo que puede destruir.

Estoy aprendiendo que una
persona que sólo sabe pelear
sólo puede comunicarse con violencia,
Y ese no debería ser
el primer idioma de nadie.

La sexualidad del hombre.

Son muchos los factores los que han afectado el desarrollo sexual del hombre actual. Pero entonces, ¿qué podemos hacer para comenzar a vivir nuestra sexualidad más libre y plenamente? 

El poder de un hombre.

Sólo podremos experimentar el mundo en toda su compleja y dura belleza, cuando recuperemos nuestro poder personal.