Polarización: lo que nos detiene de dar el siguiente paso hacia una masculinidad sana.

“A veces solo se necesita una persona para creer en ti para cambiar tu vida para siempre. A veces solo se necesita una persona que no crea en ti para destruirla”.

El corazón y el puño | Rudy Francisco

Estoy aprendiendo que este cuerpo
no es una escopeta.
Estoy aprendiendo que este cuerpo
no es una pistola.
Estoy aprendiendo que un hombre no se define por lo que puede destruir.

Estoy aprendiendo que una
persona que sólo sabe pelear
sólo puede comunicarse con violencia,
Y ese no debería ser
el primer idioma de nadie.

La sexualidad del hombre.

Son muchos los factores los que han afectado el desarrollo sexual del hombre actual. Pero entonces, ¿qué podemos hacer para comenzar a vivir nuestra sexualidad más libre y plenamente? 

El poder de un hombre.

Sólo podremos experimentar el mundo en toda su compleja y dura belleza, cuando recuperemos nuestro poder personal.

El hombre sin historia: Racismo.

El humano ha intentado destruir, generación tras generación, lo que no entiende. Lo que es diferente de él. A partir de esa ignorancia se ha desarrollado un miedo a lo distinto, y eventualmente, odio.

El hombre herido.

Todo hombre carga con una herida, ya sea amplia, corta, profunda o más superficial, pero la tenemos.

El hombre en cuarentena.

Pareciera que el planeta nos mandó castigados a nuestro cuarto, para pensar en lo que hemos hecho. ¿O será que en lo que debemos pensar es en lo que NO hemos hecho?